Operación biquini 2012

captura de adelgazar24.com

captura de adelgazar24.com

Todos los años prometemos no pasarnos con el turrón y los polvorones, pero siempre caemos en la tentación. No pasa nada, con un poco de fuerza de voluntad volveremos a estar como nuevas en unos meses. No solo debemos preocuparnos por esos nuevos michelines en nuestro cuerpo, tampoco hay que descuidar nuestra piel y nuestro pelo.

Hablamos de kilos

Un poco de ejercicio diario siempre viene bien, no solo cuando queremos perder peso. Después de las fechas navideñas siempre es más necesario, pues todas nos descuidamos un poco. No hay secretos ni fórmulas mágicas,. Ser constante y tener fuerza de voluntad será lo único que necesites para verte estupenda en poco tiempo.

Empezaremos por abandonar ese hábito horrible de comer todos los dulces que encontramos por nuestro camino. No digo que de vez en cuando no nos demos un capricho, por supuesto que podemos, pero con moderación que todas sabemos hacerlo. Llevar una dieta sana no significa pasar hambre ni privarnos de nada, simplemente hay que seguir unas reglas muy sencillas y acostumbrarnos a hacerlo diariamente.

No olvides beber 2 litros de agua al día, hacer las 5 comidas correspondientes y evitar comer entre horas. Es aconsejable desayunar fuerte y disminuir la cantidad de alimento en las cenas.

Todo ello acompañado de un poco de ejercicio hará que notemos los resultados en menos tiempo del que pensamos. Además puedes incluir en el tiempo de deporte unos ejercicios para tonificar. ¡Te verás estupenda!

Pelo y piel también tienen su “operación”

El otoño y el invierno hacen que nuestro pelo se vuelva más pobre y con menos brillo. Notamos que se cae más y no luce tan bonito como en verano. Por ello es importante cuidarlo durante este tiempo para que no se debilite más de la cuenta. Con la lluvia y el mal tiempo tendemos a recogernos más el pelo y cuidarlo menos, pero es una mala costumbre. Nuestro pelo tiene que estar sano cualquier época del año.

No dudes en aplicarte tratamientos capilares de regeneración y protectores ante los cambios climáticos. Igual que en verano lo protegemos del sol, en invierno hay que hacerlo del frío.

La piel es quizá la parte más sensible e importante de nuestro cuerpo y, por tanto, debemos cuidarla día tras día y mantenerla bien hidratada. El frío hace que la piel pueda resentirse y estar más débil por la falta de sol. No olvidemos que es necesario mantenerla hidratada, nutrida y limpia todo el año.

Ya sabes, cuanto antes comiences tu operación bikini, antes podrás comenzar tu verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *