Los creadores del Botox fabrican un nuevo alargador de pestañas

frente sin arrugas

frente sin arrugas

En un principio, el uso de Latisse se destinará a personas que padezcan hipotricosis, una enfermedad que impide el crecimiento del cabello en determinadas zonas. Pero realmente, su mayor demanda será para aplicaciones cosméticas.

La sede de Allergan, situada en California, espera obtener una media de 500 millones anuales gracias a Latisse.

Son muchas las compañías cosméticas que han comercializado productos que prometían el crecimiento de las pestañas. Todos ellos, con resultados escasos y no exentos de polémica. Incluso una conocidísima marca llegó a utilizar pestañas postizas en un spot televisivo donde se prometía el aumento de éstas en dos semanas. Posteriormente tuvo que retirarlo.

Latisse alarga las pestañas y consigue un color más oscuro y mayor grosor, después de cuatro meses de uso diario, según las pruebas realizadas por Allergan y el departamento federal de control de fármacos y alimentos de Estados Unidos.
El químico se aplicará sobre la línea de las pestañas con una brocha y puede producir efectos secundarios.
Más de 200 pruebas realizadas indican los siguientes efectos adversos: oscurecimiento reversible de la piel que entre en contacto con la sustancia química, así como un aumento permanente de la pigmentación marrón del ojo. Otras consecuencias del uso de Latisse serían la irritación del globo ocular o incluso la aparición de vello en zonas que hayan entrado en contacto con el producto accidentalmente. Pero no nos alarmemos, todo fármaco produce reacciones, aunque siempre en un porcentaje muy reducido.
La ciencia cosmética avanza a pasos agigantados, y las pestañas, un símbolo de belleza y atractivo según los canones establecidos, ya no serán un problema para nadie.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *