Fiesta de Mango a la francesa

Desfile de Mango

Captura de mango.com

Sin embargo, Isak tuvo una gran idea esta vez, consciente de que el segundo país más importante en ventas de su ropa después de España es Francia, decidió presenta en París su colección. Además como invitados de honor acudieron Kate Moss, que llegó con un blazer blanco combinado con camiseta y pantalones negros, todo en un estilo muy masculino y un maquillaje bastante nude; y el fotógrafo de moda Terry Richardson con jeans y camisa de inspiración escocesa. Formaban una pareja excepcional.

Negro, rojo y blanco como colores centrales

La presentación fue en el Centro Georges Pimpidou, zonas donde se encuentran los mejores hoteles en París y muchos locales de moda de la ciudad. Los invitados pudieron disfrutar de una colección que viene cargada de brillos, encajes y plumas. Mango, firma experta en la confección de vestidos, nos traerá para este otoño-invierno mini-vestidos en color negro con tachuelas y tallado de terciopelo. Continúan los escotes asimétricos. También lucieron algunos vestidos largos, de gasa, unos lisos, otros con detalles de swarovsky y otros de cortes sugerentes.

Pero no solo su colección se trató de vestidos para la noche. Mango apuesta este invierno por un look diurno de chaqueta-pantalón, para una mujer trabajadora que le gusta sentirse cosmopolita y, como dicen los franceses, à la mode. Americanas entalladas, tweed y transparencias destacan en la colección.

Invitados más que conocidos

A pesar de que la celebración fue en París, una gran mayoría de invitados eran de la socialité española. Entre ellos Naty Abascal, con un clutch en verde jade y un foulard en rosa fucsia que rompía con el negro de su conjunto, acompañada por su siempre elegante hijo Luis Media. Su otro hijo, Rafa Media, acudió con su mujer Laura Vecino.

Boris Izguirre posó con Carolina Adriana Herrera y Anne Igartiburu -que iba espectacular con un vestido asimétrico en tono empolvado de encajes- en el photocall. La modelo Laura Ponte estaba espectacular con un traje chaqueta en amarillo claro que supo combinar con accesorios en negro. Destacan sus altos tacones de inspiración punk.

Como nota final, decir que aunque esta vez Mango no arriesgó demasiado con los colores, pues su colección se basó en blanco-negro-rojo, la perfecta combinación de los tejidos y el espectacular diseño de los trajes dejó a los fashionístas franceses más que satisfechos, algo que es bastante complicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *