Decorar la habitación de los más pequeños

Captura de decoralis.com

Captura de decoralis.com

La habitación es el lugar en el que los más pequeños pasan la mayor parte de su tiempo jugando, realizando tareas y durmiendo, y es por eso que debemos preocuparnos por hacer que sea lo más agradable posible.
A veces es difícil acertar con los gustos de los pequeños, lo recomendable a la hora de decorar el dormitorio es hacerles partícipes durante todo el proceso, desde la elección de los muebles y colores, hasta la instalación y colocación de los mismos.

No olvidar que son niños

Hay que tener en cuenta el espacio con el que contamos, el tamaño de la habitación nos delimitará el estilo y la cantidad de muebles que podemos poner. Cuanto más pequeña sea habrá que centrarse solo en lo específico y necesario, por el contrario una habitación más amplia permite disponer mejor los muebles y añadir complementos. Siempre es recomendable incluir pizarras para dibujar, y pequeños sitios de entretenimiento. Independientemente de si se trata de una habitación grande o pequeña, no hay que dejar de lado la funcionalidad.

Los niños siempre desordenan todo mientras juegan y se divierten, no hay que reñirles por ello, basta con acostumbrarles a recoger y disponer cajones y armarios para esta función.

A la hora de pintar las paredes también hay que tener en cuenta qué pintura y colores usar. Mejor elegir tonos pasteles y ácidos que den luminosidad y que no cansen la vista. El techo es importante no dejarlo vacío, los niños se dormirán observándolo si lo transformas en un espacio divertido y agradable.

La edad es importante

Las tendencias cambian según la edad de los niños. Entre 4 y 8 años es importante que la habitación tenga cajones organizadores, estanterías y armarios para que aprendan a ordenar todo. Es necesario que dispongan de un escritorio o mesa de trabajo a su medida. La posibilidad de poner camas auxiliares es buena idea para que algún día puedan visitarle amigos o familiares. No olvidar las zonas de juego y entretenimiento.

Entre 8 y 12 años la decoración ya es más juvenil y la zona de estudio debe ser algo más grande, en la que haya un escritorio amplio con ordenador y espacio suficiente para realizar trabajos.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *