El estilo naïf vuelve con los cuellos bebé

Screenshot de laprensa.com.ni

Screenshot de laprensa.com.ni

No importa en qué prenda, desde camisas hasta cazadoras, chaquetas o abrigos, la gran mayoría tiene cuellos bebé.
También son conocidos como cuellos deluxe y son un detalle que desde luego da un toque de lo más tierno a cualquier prenda de ropa. El invierno pasado las prendas femeninas se llenaron de plumas y lazadas en las camisas al estilo pintor, pero aunque si las sigues teniendo en el armario te las podrás poner, este año vete buscando cuellos bebé.
Válido para casi cualquier prenda
Redondeados y con ese sabor retro de los 60 completan una estética de lo más naïf. Una de las marcas que más ha hecho hincapié en este estilo ha sido Louis Vuitton, que no se queda en el aspecto aniñado que ofrece este look, sino que los ha combinado con telas transparentes e incluso abrigos militares rompiendo completamente el aire ñoño que suelen tener.
El babydoll lleva de moda varios años, pero generalmente lo veíamos durante el verano, usado casi siempre en mini vestidos y con estampados florales también muy propios de los años 60.
Los cuellos bebé son fácilmente combinables, tanto si queremos parecer niñas vestidas de uniforme, como doncellas o auténticas celebrities del pasado, es la elección perfecta, pero si además queremos darle un toque original, mezclarlo con tejidos o accesorios que representen todo lo contrario puede hacer que consigas un look de lo más original.
Combínalo con tejidos rompedores
Desde luego hay una cosa que está clara, sí o sí, los cuellos bebé son tendencia ‘must have’. Lo cierto es que favorecen mucho la feminidad de la mujer y nos sirve tanto para ir arregladas como para vestir un aspecto algo más informal. Desde luego lo que se consigue es un toque infantil e inocente que son fáciles de combinar con prácticamente cualquier cosa.
Eso sí, no llenes el armario de cuellos de este tipo, con que tengas un par de ellos será suficiente ya que aunque es muy bonito, puede ser una sobredosis de inocencia y “pasteleo” en nuestros looks.
Recordad que de vez en cuando, un aspecto algo más agresivo tampoco viene mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *