Caída del cabello, ¡no te alarmes!

 

Captura hogarutil.com

Captura hogarutil.com

Por ello, lo más importante es prevenir, pero cuando es demasiado tarde y el cabello se ha visto resentido por los agentes externos citados anteriormente, existen tratamientos en centros de belleza. También puedes preguntar en spas como el del hotel Deloix Aqua Center de Benidorm, o algun spa urbano cercano a tu casa. Pero si no quieres gastar dinero o los tratamientos te parecen demasiado caros, también existen varios métodos naturales que ayudarán a que nuestro cabello crezca más fuerte, sano y brillante.

Gelatina, rica, nutritiva y anticaída

Nuestra cabellera es un aspecto muy importante de nuestra imagen que realza los rasgos y nos da la presencia que queremos marcar. El cabello seco y sin vida produce un efecto en nuestro aspecto nada favorecedor. El cabello es una parte esencial de nuestro look, por lo que merece unas atenciones y cuidados especiales.

La gelatina tanto ingerida como utilizada directamente en el cabello es uno de los remedios caseros que ayudan a frenar la caída del cabello. Para ello, sólo tienes que mezclar medio vaso de gelatina sin sabor con medio vaso de agua y remover hasta que tome la forma de un gel. Tras esto, se añade una cucharada de vinagre de manzana y se aplica tras el lavado del cabello a modo de mascarilla. Un buen aclarado tras 5 minutos de actuación completan este proceso. Repítelo una vez a la semana y notarás los resultados.

Además de fortalecer tu cabello, la gelatina también hará que tus uñas también adquieran más dureza y así lucir unas manos más bonitas.

Yogur, huevo y aceite de oliva

Aunque parezcan los ingredientes para preparar un buen bizcocho, estos tres productos combinados son una solución muy buena para la caída del cabello.

Para ello, se mezclarán un yogur natural, tres cucharadas de aceite de oliva y un huevo hasta conseguir una consistencia uniforme y suave. Una vez se obtenga la mezcla, se aplica sobre el cabello con suaves masajes dejándola actuar unos 40 minutos. Con una vez a la semana cuando la caída es abundante es suficiente. Si el resultado nos agrada, se puede seguir continuando el tratamiento una vez al mes.

Además de estos remedios naturales, existen diversidad de productos farmacéuticos como pastillas o ampollas, que ayudarán tanto a prevenir como a frenar la caída del cabello.

Así que no debes alarmarte si sufres este problema de caída del cabello porque, como ves, hay muchas soluciones diferentes que agotar antes de llegar a la desesperación…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *