Vuelta a casa por navidad: ¿Que meter en la maleta?

Vuelta a casa por navidad: ¿Que meter en la maleta?

Son muchos los españoles que se encuentran trabajando y viviendo fuera de su ciudad o pueblo de origen, por lo que, según se van acercando las fechas próximas a las vacaciones navideñas, son muchos de ellos los que tienen pensado pasar unos días junto a la familia.

Por eso, hoy traemos unos cuantos consejos a tener en cuenta a la hora de hacer la maleta para aquellos que vuelven a casa para comerse el turrón.

En navidades, las comidas, reencuentros y sobremesas familiares suelen ser actividades del día a día. Disfrutar de la familia en estos días tan señalados es lo que busca todo el mundo.

Qué meter en la maleta y qué no

Especialmente para los norteños que vuelven a casa por navidad nunca deben olvidar la ropa de abrigo, ya que, si las temperaturas son bajas en todo el país, según subimos al norte más aún.

Abrigos, jerséis, guantes, gorro, calcetines gordos o pijama invernal son solo algunas de las prendas que debemos llevar con nosotros  a no ser que nuestros queridos familiares hayan respetado nuestro armario tal y como lo dejamos la última vez que estuvimos.

Dejar espacio en la maleta es, sin duda, la mejor idea que podemos tener, puesto que todos sabemos lo que conllevan estas fechas, regalos, tuppers o la típica propina navideña que siempre cae.

Si no contamos con este último aspecto, todos sabemos lo que supondrá el viaje de vuelta: ir cargados hasta los topes de bolsas de plástico o de una segunda maleta es de lo más incómodo para viajar.

Las madres son las primeras que están deseando cargarnos con comida durante estas fechas, pero, si hay algo que realmente no soportan, es la cantidad de hurtos de tuppers que se producen.

Por lo que recomendamos llevarlos vacíos desde nuestra casa para proceder al saqueo de la nevera y  así contentar a nuestra madre.

Las dos cenas por excelencia de estas fechas suelen ser las de Nochebuena y la de Nochevieja, por lo que incluir en nuestra maleta un vestido para cada ocasión o una camisa más zapatos, en caso de los chicos, es de lo más común.

No debemos olvidar el incluir algún detalle para nuestros familiares, ya que son muchos los que apuran las compras hasta el punto de comprar algo sencillo en la propia estación de tren o autobús.

Disfrutar de las fechas

Como ya hemos dicho, las fechas navideñas suelen estar colmadas de cenas y de comidas, por lo que cuidarnos de excesos dos semanitas antes de que comiencen estas fechas nunca está de más.

Así evitaremos tener que comenzar con dietas post navideñas en enero y poder disfrutar de los tuppers que hemos recolectado.

A veces estas cenas y comidas van acompañadas de cierta tensión entre algún que otro familiar y, si ya el vino o el alcohol actúan como complemento, se pueden producir discusiones o desencuentros un tanto incómodos.

Por eso, es importante emprender la vuelta a casa lo más relajados posibles, asumiendo que no merece la pena montar el numerito en estas fechas tan señaladas y que tampoco pasa nada por aguantar una noche los chistes malos de nuestro cuñado o las guasas de nuestra suegra.

Y tú, ¿qué sueles tener en cuenta a la hora de volver a casa por navidad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *