¿Por qué está de moda la comida ecológica?

Consumo de productos orgánicos

Consumo de productos orgánicos

Los motivos pueden ser muchos,  como dar gusto a nuestro paladar, seguir consejos nutricionales o simplemente porque el médico ha decidido frenar nuestra mala alimentación.

Fruta 100% natural

Si finalmente nos decidimos a cuidar nuestro cuerpo acabaremos encontrando lo que se ha convertido en una auténtica tendencia nutricional: la alimentación ecológica, nacida en los Estados Unidos y que ha conseguido que se comiencen a rechazar los productos transgénicos. El cultivo 100% natural de la fruta consigue mejorar el sabor, propiedades y calidad general de esta.

A diferencia de lo que muchos pudieran pensar, todo lo orgánico es mucho más que una moda, en el fondo no es más que una necesidad, ya que la mala alimentación o el consumo de sustancias tóxicas utilizadas para mejorar el aspecto y la conservación de los alimentos ha desembocado en la aparición de manera más habitual de enfermedades como el cáncer, debido a los residuos que dejan los pesticidas en el organismo del ser humano.

Prevención de enfermedades con el consumo de productos orgánicos

Lejos de quedarse en una moda, el consumo de productos orgánicos es algo que poco a poco se va incorporando a la dieta y a los cuidados diarios. La alimentación orgánica está basada en la agricultura ecológica, y tiene como objetivo el cultivo de verdaderos alimentos sanos y nutritivos y no simples comestibles desnaturalizados que acaban incluso por perder su sabor.

Por eso, cuando viajamos a poblaciones pequeñas y tomamos frutas, verduras o carnes, el sabor es mucho más intenso del que estamos acostumbrados a comer en las grandes ciudades. Las dietas occidentales están basadas en el consumo de carbohidratos y grasas y los productos de mayor consumo, son por ejemplo los zumos embotellados, o refrescos gaseosos que tienen un alto porcentaje de sodio, lo que aumenta las posibilidades de acabar sufriendo problemas de obesidad.

Afortunadamente, cada día hay más empresas que se unen a los pequeños agricultores a producir este tipo de alimentos ecológicos. Un ejemplo en España es Fruiting, que lleva muchos años dedicada al cultivo ecológico, no solo busca mejorar la salud de los seres humanos,  sino también del medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *